Mis sueños no eran más que afilados cristales esparcidos en el suelo de una habitación vacía en la que mi corazón intentaba seguir latiendo a pesar del dolor de un alma desgarrada ...

Ahora mis sueños vuelven a mi cada noche... acariciando suavemente el ambiente y manteniendo el calor de estar entre tus brazos... Por primera vez en mi vida soz feliz.. y esta felicidad lleva tu nombre... Alex

miércoles, 22 de octubre de 2008

El Retrete

Despierto y siento nauseas...
corro hacia el baño.... y vomito...
Y allí me quedo,
sentada sobre la fría baldosa al lado del retrete..
llorando, para variar...
Trato de recordar lo sucedido..
dolor, desesperación... agua y pastillas...
Otro intento fallido...
Ahora vuelvo a estar como antes pero con el estómago hecho polvo...
las cosas se mueven demasiado rápido..
y yo muy lento...
y vuelta al baño...
Otra vez en el suelo me desahogo con el retrete...
lloro, vomito, lloro y me lamento...
de cuan grande es mi estupidez por haberlo hecho
y cuan inmensa mi torpeza por haber fallado...
Y me he quedado sin pastillas...



1 comentario:

Anónimo dijo...

Deja de hacer eso... Tu vida vale más que un bote de pastillas. No dejes que una única cosa, aunque parezca envolver todo, acabe contigo.