Mis sueños no eran más que afilados cristales esparcidos en el suelo de una habitación vacía en la que mi corazón intentaba seguir latiendo a pesar del dolor de un alma desgarrada ...

Ahora mis sueños vuelven a mi cada noche... acariciando suavemente el ambiente y manteniendo el calor de estar entre tus brazos... Por primera vez en mi vida soz feliz.. y esta felicidad lleva tu nombre... Alex

sábado, 4 de octubre de 2008

La NoCHe

Llega la noche y el frío invade mi cuerpo,
anhelo el calor de unos brazos que ya no están junto a mí...
deseo unos labios que ya no pueden besarme...
Por mis mejillas ruedan amargas lágrimas que
terminan empapando a una almohada
que ya no sabe como consolarme...
Una densa niebla comienza a rodear mi cama
hasta terminar tejiendo las mantas que me cubren
e intentan calmar el frio de una piel muerta...
No puedo dormir, vuelta tras vuelta
te veo una y otra vez....
inmersa en un sudor frio te busco
y te llamo en la oscuridad....
Lo que antaño eran sueños,
hoy no son más que pedazos de un corazón
que se esfuerza por seguir vivo,
pero que a duras penas puede seguia latiendo...
Por fin, presa del agotamiento, consigo dormirme...
no pienso, no sueño, no siento....
hasta que, desgraciadamente, llega la mañana...




No hay comentarios: